Bienvenido a mi Blog…

Entradas etiquetadas como ‘luz’

Yo también tengo Corazón

Yo también tengo corazón, por quien amar, sin tener que sufrir ahora de olvido por una desilusión, al no poder darle nunca abrigo perdurable a un gran amor, que aun me desvela de ansias sentidas, pasando hoy el frio del recuerdo que corre lentamente por mi rostro, en forma de lágrimas por tristeza y dolor vivido en silencio…

Brotan de mi corazón inexperiencias,
inseguridades, amarguras,
crueldades, desobediencias,
incontinencia ante la rabia del engreído,
el dolor de haber sufrido,
lo injusto del humano.
Brota el dolor de un hermano,
que llora y que su dolor nos conmueve.
Brota la pena de mi corazón,
siento el ansia de amar también cuando llueve.

Corazón ,mi corazón,
calla y deja de palpitar
con locura …
Ese amor te envolvió de bruma azul amor,
hoy te toca llorar,su desvanecimiento,,
calla corazón…deja volar los recuerdos.

Yo también tengo corazón, por quien latir, sin tener que escribir ahora, por momentos de nostalgia y con lágrimas de sangre, herido, detalles de arrepentimiento tardío, con letras mayúsculas acentuadas, por recordar ese ayer inolvidable, que fue conocido por primera vez en tus anhelados brazos, hoy aun deseados en silencio, pero con el rostro de la culpa oculta tras la cortina de un pasado pecaminoso, porque no vean más aun hombre llorar desconsolado, por el amor olvidado de una hermosa mujer…

Yo también tengo corazon,
porque late en cada horizonte,
porque escribe versos sin tiempo,
porque reescribe en silencio,
porque palpita y no mide la melodia del tiempo,
porque calcula la cimetria del alma.

Yo también tengo corazón, que no desea sentir la distancia y el olvido, por lo vivido amando, cuerpo sobre cuerpo efusivamente, marcando pautas en la piel desnuda, con caricias de poesía viva, que fueron enamorando nuestros sueños por un mismo destino buscado, no en el fondo de un mar de lágrimas escritas anónimamente, sino debajo del arco iris de nuestro propio optimismo…

Brotan mis ansias de este corazón,
de pedir que me abraces
con toda tu mayor pasión
y sentir muy cerca el palpitar
de tu agitada respiración.
Me digas cuánto me deseas
y seguir los dos sintiendo
incontrolables ganas,
siempre,
aunque no me veas
y que se acurruquen
entre gemir
este sentir de mi cuerpo
que al tuyo se quiere fundir,
hasta que lleguemos a la cama.
Y entonces ahí,
es que sabremos los dos
¿cómo poner entre dos cuerpos?
con desesperadas ansias,
¡el valor, cuando de verdad se ama!

Yo también tengo corazón, sufriendo por silencio, a la espera de poder secar algún día mediante besos, o mis manos las lágrimas de soledad que corren lentamente del rostro de la mujer amada y que vas dejando a veces caìdas y olvidadas en el frío piso o sobre la almohada como leal confidente en noches que parecen no terminan de martirizar al caído en desgracia por desamor al darme siempre la espalda a la cama fingiendo que duermes profundamente, por no verme frente a frente a los ojos a quien tan solo unos años atrás, fue el hombre al que suspirabas por su pronta llegada a tus brazos, para que te amara profundamente, por ser para ti, lo primero y principal por quien pensabas y te preocupabas por su tardanza…

YO TAMBIÉN TENGO UN CORAZÓN
QUE LATE FUERTE Y SIENTE AMOR
AMOR QUE DA VIDA Y QUE ENRIQUECE,
QUE FORTALECE A MI ALMA CON
SU REALIDAD O ENSOÑACIÓN
TENGO CORAZÓN PARA AMAR COMO TU,
COMO ESTE ,COMO AQUEL COMO TODOS
TAMBIÉN TENGO CORAZÒN.
QUE NOS DIO EL CREADOR
TAN SOLO POR AMOR Y PARA EL AMOR.
CORAZON QUE TENEMOS TAN SOLO PARA
A M A R

Yo también tengo corazón, para vivir amando una ilusión despierto, sin pretender ser pretérito en la mirada del ser querido, al no poderlo apartar de la mente, por ser lo que fuiste durante tanto tiempo con espacio de amor dedicado en los brazos, recordando hermosos momentos por detalles tomando tu mano, escuchando tantas veces al oído, que eras la mujer mas feliz de este mundo por tenerme a tu lado, pero que triste es descubrir un amanecer al despertar, que no volverá a renacer la flor, por pasión encontrada al abrir las manos, porque costumbres arraigadas pueden ser, solo modos de doble filo al decir, te quiero, pero con el corazón vacío de todo sentimiento sincero…

Yo también pudo sentir
soñar y reír, cantar y sobre todas
ser feliz amor es lo que me sobra en
el corazón solo falta quien lo quiera
y valore yo lo entrego como un tesoro
a quien demuestre merecerlo porque es
lo único que tengo.

Con mis manos, sostengo
lo que brota de mi corazón,
no es odio, no es rencor,
no es envidia lo que tengo.
Es un inmenso amor,
que quiero compartir,
pero si el tuyo no lo sabes abrir
¿qué hago con sentirlo?,
es mejor dejar que salga solo
y que en el mundo se expanda,
quizás encuentre con quien
pueda dividirlo
y formar una ilusión,
que se convierta en una frontera
y que ahí bien presos de amor,
los dos de una sola vez,
ahí en lo sublime, se enredan.

Yo también tengo corazón, créeme, que es así, pero desgraciadamente, muy pronto dejaste de sentir amor, no permitiéndole latir sobre tu pecho y sin avisar le cerraste los brazos, dejándome solo a la intemperie y eso que hace unos años me habías jurado amor eterno, frente a un altar de Dios…

Yo tambien tengo corazón
que vibra con amor
y llora de dolor;
que canta con el viento
y rie con el sol,
que besa con la lluvia
y abraza con ardor,
que siente los desplantes
y abriga la emoción…
oye…
yo tambien tengo corazón
para compartir en el amor…

EPÍLOGO

El autor muestra la tristeza que congoja el Amor, representado por el corazón que cada uno de los enamorados guarda sus sentimientos para asi, mostrarlos a la persona amada.

No debemos de ocultar aquello que sentimos, mostrarnos tal y como somos y por supuesto, no dejarnos llevar por lo que tenemos a nuestro alrededor, por lo que digan o  piensen, puesto que nosotros somos únicos y nuestros sentimientos son especiales… Sobre todo, hacia quien lo mostramos, ya que así lo recibiremos…

Personalmente me gusta lo expuesto aqui, me parece hermoso mostrar lo que se siente, expresarlo de algún modo y por experiencia, no guardar aquello que sentimos o nos duele, es mejor exponerlos para asi saber que nuestro corazón sigue latiendo y como digo muchas veces…:

“Sonrie siempre, nunca sabes quien puede estar mirándonos”.

Anuncios

Nube de etiquetas